miércoles, 21 de julio de 2010

Genocidio silencioso

A lo largo de la Historia un puñado de tiranos y dictadores, locos al fin y al cabo, han escrito a sangre y fuego su legado en la memoria de los hombres.

Hitler, Pol Pot, Stalin, Ceacescu, Pinochet, Milosevic... son solo unos pocos nombres que la Humanidad nunca olvidará por su extrema crueldad y el enorme daño que causaron a los pueblos que gobernaron.

Hoy en día, el cáncer es una de las 3 principales causas de muerte en Occidente.

Haríamos bien en preguntarnos, aún intuyéndolo, cual es el principal causante del cáncer de pulmón. El tabaco, esa droga socialmente aceptada arrasará este año unos seis millones de almas en todo el mundo. Si sólo en un año, por culpa de las tabacaleras, muere tal cantidad de gente, ¿cómo podemos seguir permitiendo que se cometa este genocidio silencioso?

El secreto está en la sutil forma en que se producen esas muertes. Como si de una viuda negra se tratase, los fumadores introducen día a día, lentamente en su cuerpo,el veneno que los llevará casi irremediablemente a una dolorosa enfermedad y tras ello, a la tumba.

Esta necrosis paulatina se produce además, con consentimiento de la víctima, dado que no le queda otro remedio porque está física y psicológicamente enganchado a la droga. Aún dejando de fumar, existe un alto riesgo de recaída.

Si la Humanidad no ha dudado en perseguir, aún siendo demasiado tarde, a los narcotraficantes a gran escala, a los genocidas y a los terroristas que han provocado cientos de miles de muertes, ¿cuántos millones de personas más habrán de morir para erradicar esta droga?¿por qué no juzgar a los dueños de las tabacaleras para que paguen por todo el daño que han causado?

Como decía Hobbes, el hombre es un lobo para el hombre ("homo homini lupus"), y si no ponemos barreras que nos protejan de los más peligrosos, muchos más acabarán siendo devorados por el silencioso fuego del cigarrillo.


http://www.20minutos.es/noticia/504161/0/muertes/tabaco/informe/

jueves, 15 de julio de 2010

El efecto "Mou"


Se percibe en el ambiente deportivo, un cambio importante en la tendencia del Real Madrid respecto a la dinámica de fichajes. En esta última década, hemos podido asistir a la contratación de una serie de jugadores de gran talla mediática, presentaciones con mucha pompa, falsa solemnidad y un larga ristra de millones de euros que buscaban más una inversión en markéting que formar un auténtico equipo ganador. Por primera vez en muchos años, y a pesar de que sigue existiendo el sensacionalismo en los medios madridistas, hay un sentido mucho más pragmático de los fichajes. Se traen jugadores de enorme calidad y proyección de futuro, con presentaciones ante la afición poco vistosas o inexistentes y sobre todo y más importante, se busca componer una plantilla equilibrada, donde importa más el conjunto que la calidad individual. Esto de por sí debe ser un requisito indispensable para entrar al equipo blanco. José Mourinho deja muy clara esta postura en una de las frases de su presentación: "Cristiano es un jugador muy importante para el Real Madrid y para el fútbol en general, pero la fuerza de mis equipos siempre ha sido el conjunto, no las individualidades; él es un ganador y no va a ser difícil convencerlo de esto".

Además y a pesar de que se dice que este verano, Florentino está dispuesto a gastar unos 100 millones de euros, casi lo que costó Cristiano el verano pasado como recordarán, de momento el coste de los fichajes no ha ido más de los 10 millones de euros por jugador. Y aunque queda por ver si se adaptarán al nivel de exigencia y la presión mediática, como dije antes, es de presuponer que tienen la calidad necesaria como para triunfar en el Real Madrid. No más Fauberts y Robinhos por favor.

Todo este cambio supone en mi opinión, un giro acertado en la política directiva de los madridistas. Al parecer se han dado cuenta de que ellos, Valdano, Florentino y demás altos cargos no deben intervenir el ámbito deportivo más de lo necesario y eso supone ponerse a las órdenes de lo que dictamine este hombre de carácter polémico y ganador que es José Mourinho. Por el momento ya está dando una magistral lección tácita de cual debe ser la filosofía del club en cuanto a fichajes. Como bien dijo el portugués en su primera rueda de prensa, "no me gusta hablar de jugadores, porque cada palabra que dice un entrenador del Madrid es un millón más, y diez palabras, diez millones más".

Todavía no sabemos si funcionará el equipo esta temporada, sobre todo teniendo en cuenta la dinámica que llevamos, cuando cada temporada supone el inicio de un proyecto nuevo con nuevo entrenador y nuevos jugadores. Por el momento, si consigue arraigar la filosofía de club antes mencionada habremos dado un paso esencial, muy relevante para el futuro.

Al contrario de lo que pueda parecer, Mourinho no es un hombre que guste ser la comidilla de cada día de los medios. Otra cosa es que para restar la presión a sus jugadores, la focalice a él, que como ha demostrado sobradamente, ni le va ni le viene, y contesta sin pelos en la lengua a las preguntas-trampa, provocaciones y demás trucos que han construido entre la prensa inglesa, italiana y española para crearle una imagen mediática de gruñón provocador al más puro estilo doctor House. Es indudable que no le molesta ser el centro de atención, pero se puede ver que no lo hace vanamente, por satisfacer su ego, sino con un fin inteligente, siempre relacionado con el beneficio para su equipo. Las frases que ha dejado en lo que lleva de entrenador madridista, demuestran su seriedad, su inteligencia y su enorme capacidad de trabajo, base de los éxitos cosechados por él.

Creo sinceramente que sí le dejan trabajar como hasta ahora, y se le da continuidad a este proyecto el club blanco tiene capacidad de sobra para ganarlo todo. Un factor importante será que Mourinho sepa reactivar a jugadores como Benzema y Kaká, sobre los que se tuvieron expectativas muy altas lógicamente y han tornado en una gran decepción. Pero dada la calidad de estos jugadores creo que pueden volver a la senda de la victoria.Por supuesto también habrá que estar a lo que haga el Barcelona y los equipos que puedan jugar al máximo nivel en la competición. Sevilla, Atlético, Valencia y Mallorca pueden ser a priori los matagigantes y los tapados de la Liga. No obstante todo parece indicar que seguirá ese bipartidismo Real Madrid Barcelona que se ha venido dando desde hace muchos años.

Y es que el conjunto que está armando Rosell y compañía, y vista la dinámica del Mundial con Villa y su gran capacidad goleadora, hace pensar que los blaugrana son de nuevo máximos favoritos para ganar el triplete. Tenemos aquí un proyecto consolidado frente a uno en fase de construcción, pero no por ello, menos capaz de ganar muchos títulos. De momento, y esperando que cambien la tendencia a lo largo de la temporada, uno vé como máximo favorito al equipo catalán para seguir prevalenciendo a nivel nacional e internacional. Por otro lado Mou ha sido de los pocos técnicos capaces de desactivar la maquinaria barcelonista, aún estando estos a su máximo nivel de juego, y sí, aún sacrificando el fútbol con un estilo ramplón y ultradefensivo. Además hay que tener en cuenta que la Selección, compuesta en su mayoría por jugadores del Barça, no han tenido tanto tiempo para descansar y el desgaste físico y psicológico ha sido mucho mayor. De la combinación de todos estos factores, de las actuaciones arbitrales y demás imprevistos, saldrá el próximo campeón. En cualquier caso, creo que lo más importante es que todos apuesten por el buen fútbol.