viernes, 7 de septiembre de 2012

Mihi placet


Hasta que no reconozcamos, aceptemos y asumamos

que lo que hacemos o no hacemos

es a causa del otro, otra u otros

seguiremos encadenados

eternamente,

a nuestros fantasmas.