miércoles, 28 de agosto de 2013

Pasion, obsesión, vida

Todos en la vida tenemos alguna obsesión que nos apasiona. Muchos no podrían vivir sin la música, otros tantos desean ardientemente el momento de alcanzar el cénit del sexo, o de conquistar y seducir a esa o esas personas que tanto le atraen. Otros dan su vida -y la de otros- por el dinero,  por ser ricos, poderosos, famosos...y otros simplemente con ayudar a los demás o trabajar, sean con personas o animales, son felices. Lo que queda claro es que, siendo más o menos conscientes, cada uno de nosotros tiene una vía abierta para realizar sus sueños, aunque esté en durante un corto o largo espacio de tiempo sumido en la oscuridad.

Muchas, millones de personas viven sumidos en esa cueva de la que hablaba Platón, la oscuridad y la ignominia los rodean, y simplemente viven al día, sorteando los obstáculos que les pone la vida y tratando de vivir dentro de lo posible conforme a sus posibilidades. Hablo del hombre masa al que se refería Ortega y Gasset.

En cualquier caso seamos más o menos conscientes de nuestra realidad, y teniendo en cuenta los condicionantes y contexto en el que cada persona se encuentra, creo que el siguiente impulso que debe dar la Humanidad entre otras cosas, es dar rienda suelta a la pasión y virtuosismo de cada persona, ese pequeño gran Tesoro que guardado en la gruta de nuestro interior puede abrirse e iluminar todo su entorno, creando una corriente positiva que, multiplicada, cambiaría dramáticamente la penosa situación   en que se encuentra el mundo actual.

Por eso, creo necesario abrir aún más la vía dentro de ese grupo de hombres, entre la cual se encuentra mi pasión obsesión que conlleva el trinomio trabajar-ayudar-escuchar y alcance a través del mismo lo que para mí y para muchos es el nirvana de la vida: la satisfacción natural y continua a través de la autorrealización personal como camino más certero a la felicidad.

sábado, 24 de agosto de 2013

La mascara del poder

Actualmente, como en siglos anteriores, es muy habitual ver a cientos de miles de personas que a diario, se quejan fundadamente de como sus derechos se van viendo recortados. Lo que para ellos es una pesadilla temporal, realmente, en el trasfondo se trata de una noche eterna, la noche del poder, que de mil y una formas busca siempre la manera de adaptarse a los tiempos y controlar a la gente.

Primero comenzo con las supersticiones, la religion y el poder militar. Actualmente el poder esta en manos de la elite financiera, militar y tecnologica asi como proximamente, en el futuro, lo que sera la religion del siglo XXI: el coaching. Una forma de seguir explotando a las personas, haciendoles creer que tras el velo de sus acciones esta el bienestar, la democracia y la legitimidad del pueblo.

Bien todos podeis ver a dia de hoy, con unos medios de comunicacion total o medianamente controlados, que, a traves de un internet que es aun libre, que el poder, es decir, los hombres de mayor influencia mundial, se esconden y actuan en su beneficio sin limites eticos y humanos bajo pretextos dificilmente creibles para alguien con una capacidad critica media y medianamente informado de lo que se va cociendo en la escena internacional.

Es asi como, el poder siempre ha estado ahi, siempre ha usado de los medios y acciones que fueran necesarias, por viles, deplorables o inhumanas que fueran para seguir perpetuandose, y todo parece indicar que asi seguira siendo, ciclo a ciclo, epoca a epoca, en las que, paulatinamente el pueblo va alcanzando conquistas sociales, y las va perdiendo en cortos intervalos de tiempo. Asi las cosas, el poder, salvo cambio imprevisible, seguira perpetuandose con el paso de los siglos a traves de la ambicion, la violencia y la miseria humana, con distintas mascaras, y el pueblo, exprimido cual rebaño, seguira balando pretendiendo y creyendo molestar a su amo, el cual, con una sonrisa en los labios meditara desde su torre de acero una nueva forma de convencer a sus ovejas de que si, estan mal, pero estarian mucho peor sin su amo.