Entradas

Velero

El problema de tener un velero es que tienes que tener muy claro dónde diriges el timón. A veces el viento soplará fuerte, y te llevará rápido. Otras veces soplará como una tempestad y te hará tragar agua salada hasta caerte al océano. Con suerte, aparecerás al día siguiente, en una orilla, tosiendo y recuperándote para empezar en la casilla de salida, sin tener ni idea de donde estás y al menos podrás dar las gracias de seguir vivo y continuar la aventura. Quizás el miedo te deje paralizado y no quieras volver a navegar.

En otras ocasiones el viento no soplará, pero el mar, tranquilo, mortífero y caluroso, te irá aplastando a través de la rutina de los días, si no tomas decisiones que te saquen de ese peligro mortal que es el mar en calma. A veces dará tiempo a bañarte, disfrutar, contemplar el paisaje y quien sabe, quizá te contentes con eso y no necesites más. Otras veces, en cambio, necesitarás avanzar para sentir que no estás gastando los días de tu vida en un paraíso sin destin…

Diferencias vitales y el camino hacia el bienestar emocional

Imagen
Hay una diferencia abismal entre la búsqueda del bienestar material y la estabilidad, que es lo que mucha gente confunde con la felicidad, la satisfacción que se alcanza al realizar actividades que te motivan y por la autorrealización como persona y como profesional, y por último la felicidad propiamente dicha entendida en dos vertientes, como equilibrio emocional continuado y como éxtasis pasajero que también es buscado por muchas personas.

Por ello, es importante entender que todo ese conjunto de factores entendidos como bienestar (material / salud), satisfacción (personal - social - profesional) y el equilibrio y armonía emocional forman un todo que es el que llevan al más alto grado de expresión del deseo humano de realización.

Normalmente nos solemos centrar en alcanzar uno o dos aspectos de todos ellos, también derivado por la tendencia de unas personas frente a otras en sus habilidades, motivaciones y expectativas.

Ello, nos lleva a pensar que lo deseable es comenzar por el ca…

MI DÍA DE LA HISPANIDAD

Si hay algo que agradezco a mi trabajo es la posibilidad de conocer a personas de todas las partes del país e incluso de fuera de él, pasar un tiempo con ellos, y conocer mejor su carácter, lengua, cultura y matices.
Te aporta riqueza personal conocer el sentido irónico de los gallegos y su filosofía pàra salir adelante, la gracia de los andaluces que siempre alegran cualquier momento y su generosidad, el cariño y capacidad de los catalanes que en el trabajo o en fiestas siempre aguantan hasta el final, la cercanía de los extremeños, el tesón y constancia de madrileños y manchegos, el buen hacer valenciano, la dulzura y calidez de los canarios, y la cercanía, hospitalidad y fidelidad de cántabros así como la inteligencia de aragoneses, vascos y baleares. Qué decir del cariño y fuerza de cartageneros y murcianos, esos pequeños gigantes. 
El día de la Hispanidad no debería ser un motivo político e ideológico para dividirnos más sino como motivo para celebrar nuestras diferencias uniéndono…

Maneras de Vivir

Imagen
A menudo uno se vé arrastrado a cometer los mismos errores, incluso a veces algunos nuevos, y a base de repetición se va puliendo la técnica, evitando caer en los anteriores. No hay mucho espacio a la improvisación en estos días, sin embargo, va emergiendo una luz que lentamente se abre camino, como la que clarea al amanecer entre las hojas y me muestra el futuro, de forma más o menos tenebrosa o clarividente según los casos, momentos y perspectivas.

Hay que aprender a conocer y entender los tiempos, las líneas y a las personas. Aunque cortados por los mismos patrones, cada persona es un mundo, y cada mundo tiene sus virtudes y contratiempos. Es difícil cabalgar al compás de otra persona, por lo que a veces lo mejor es cabalgar sólo, disfrutar del momento y esperar, esperar a que llegue ese cambio según la brisa que marca tu camino, pero sin saltar del tren antes de tiempo para evitar un choque fatal.

Es cuestión de esperar.


Error fatal

Imagen
1er error: Elegir mal a tus amigos en el colegio o instituto.

2º fallo: Elegir una carrera que no te gusta

3er error: Trabajar sólo por dinero

4º fallo: Adquirir compromiso/s por inercia, sin pensar (llámese trabajo, matrimonio, hipoteca, hijos...).

5º error: Seguir con una persona a la que ya no amas o a la que nunca amaste en realidad.

6º fallo: Pensar que ya es demasiado tarde para cualquier cambio.

7º error fatal: Morir sin haber vivido de verdad.



Miedo

Hay quien vive con miedo a vivir, y hay quien vive con miedo a lo que viven los demás.

Ese miedo tiene muchas caras, y se manifiesta en formas como la envidia, la incertidumbre e incluso, la ira.

El miedo es muy relativo, y su contraparte está en la sensación de seguridad.

Ojo, no en la seguridad en sí misma, sino en la sensación aparente de que todo marcha bien.

Ahora mismo, por ejemplo, estoy haciendo algo tan kafkiano como abrir mi cuenta bancaria, a la vez que pienso sobre la vida y el rebaño sempiterno en el que vivimos.

Si fuera consciente de que ese euro, ese número suspendido sobre la pantalla, es sólo una ficción bancaria para que me mantenga tranquilo, y que,con un par de clicks de cualquier hacker del mundo podría dejarme en la más profunda de las ruinas, me pondría nervioso.

Si, además de mí, hubiera una masa de personas que supiese que esto mismo les puede ocurrir, y que están indefensos por la incompetencia de los gobiernos que han elegido, también se pondrían muy nervi…

Victoria precoz, derrota asegurada

En un día histórico y en un momento álgido para la cohesión de nuestra Historia nacional, en el que las tintas de las rotativas cargan furiosas contra los movimientos aparentes y reales de la vida política que ahora gira en torno al referéndum, adelantando una incipiente victoria de la hueste nacionalista catalana, parece el momento adecuado para la reflexión tranquila y profunda sobre los movimientos y posibilidades de uno y otro bando político en el tablero.

Más allá de la evidente torpeza y derrota mediática del Partido Popular, así como de su cabeza visible, Mariano Rajoy, del que todos se esmeran en desacreditar, pocos parecen conscientes de que, quizá, todo se deba a una espera felina, como táctica y principio, para dar un golpe maestro, por la vía legal y constitucional, a la orquesta independentista, que ya mucho antes del resultado, anticipa un pasacalles con las trompetas de la victoria, en un nuevo orden independiente que aunque factible, es cuanto menos anacrónico y falaz…