martes, 12 de mayo de 2009

Mis cartas a Dios

Algunas veces me pregunto como Dios, si es que existe, puede permitir que se cometan las atrocidades que ocurren cada día por millones, a un nivel tan grande y brutal. ¿Hasta cuándo va a permitir que la tierra siga saturándose bañada en la sangre inocente de los niños?¿Cuánto sufrimiento más tienen que padecer las mujeres de todo el mundo, violadas, maltratadas, humilladas para que Dios diga basta? ¿A partir de qué guerra acabará todo?

Pero todavía más importante ¿es todo esto realmente culpa de Dios?

Se podría defender la postura religiosa diciendo que si Dios existe, el diablo también puede existir y por tanto, a menudo pueden verse sus correrías y devastación a lo largo del tiempo en la Tierra. Pero si Dios es más poderoso ¿porque permite todo esto? Si es omnipotente, se supone que podría pararlo.

Aquí se plantea una doble alternativa. Una, que sí es, más poderoso y puede controlarlo o por el contrario, no controla todo porque belcebú también tiene mucho poder. O puede que simplemente no lo detenga por una razón que nosotros como seres humanos con mente limitada no podemos comprender. En este sentido serviría la frase “Dios escribe recto con renglones torcidos”.

Otra posible alternativa es la del libre albedrío, es decir, Dios por algún motivo inescrutable nos da la opción de escoger entre el bien y el mal, y de ahí todos los efectos que hoy en día podemos ver. En ese caso, parece más claro que hay más gente que tiende al mal que hacia el bien.

Y una posibilidad, más remota en mi opinión, es que el diablo sea más poderoso que Dios y por eso sus efectos sean más visibles sobre la Tierra. En ese caso, la esperanza de los hombres para que Jesús se libere de las cadenas de Satanás es nuestra única posibilidad de victoria. Y esa esperanza se empezaría a reflejar a través de nuestros pensamientos, nuestros actos y por ende, podríamos ver sus efectos positivos sobre la Tierra.

Por último, podría ser que simplemente ni Dios, y por tanto, Satán no existan, y las catástrofes que acontecen en el mundo serían consecuencia únicamente de nuestra falta de responsabilidad como raza superior.

¿Porqué muere y sufre la gente buena?

Esta es otra de las preguntas clásicas sobre la que han reflexionado los pensadores a lo largo de la Historia y que los incrédulos se preguntan cuando todo les sale mal y nada parece tener sentido.

Un argumento que considero puede ser válido es que estamos equivocados en cuanto a la consideración de la muerte. La muerte no tiene por que ser mala, no lo sabemos, quizás es el paso a una vida mucho mejor si nos la hemos ganado.

Entonces “la muerte terrenal” sería una especie de premio que permite liberar del sufrimiento a los más oprimidos y recompensar a las personas que mejor uso hicieron en sus vidas. En cuanto al sufrimiento continuado en la vida material, podría considerarse como una prueba de fé, tal como se supone hizo Dios a Abraham con su hijo y a Job haciéndole pasar penalidades hasta metiéndolo en el estómago de una ballena.

En este punto me veo obligado a remarcar que la Iglesia queda fuera de este debate, para que no nos desviemos del asunto de dualidades Dios-Satán/Bien-Mal/causa-efecto, pues al estar constituida la Iglesia por hombres, puede ser y parece ser un órgano tan corruptible como cualquier otra institución del mundo.

El origen de todo

A este gran interrogante universal se vió obligado a responder entre otros, Santo Tomás. Si no recuerdo mal, él fue el que propuso el argumento de la causa primera. Porque todo debe tener un comienzo, un motor que dé inicio y haga funcionar el resto de las cosas, argumento basado en que debe haber un comienzo para el mundo, la Historia y la raza humana; y ahí entra Dios.

En este sentido la ciencia tampoco ha podido dar aún una explicación certera de cual fue el inicio del universo y la vida en la Tierra, y aunque poco a poco se van acercando con explicaciones más razonables, sus teorías, como la de Big Bang no son más que especulaciones abstractas, y por tanto, en mi opinión, está al mismo nivel que el argumento de Santo Tomás.

El debate queda abierto. Invito a todo aquel que quiera a aportar su opinión sobre su concepción del mundo, siempre de un modo respetuoso con el resto de opiniones, con el fin de esclarecer y compartir las razones sobre el sentido de la vida y el origen del mundo, con argumentos de peso, para conseguir entre todos una concepción vital válida, lo más sólida, razonable y cierta que nos sea posible.


Muchas gracias







3 comentarios:

Francisco J. Moreno Hernández dijo...

Hola Dani,

Acabo de leer tu último post y casi lo estoy viendo como una provocación para que te escriba un post de respuesta. Si es así, lo has conseguido. Sabes que me encanta refutar argumentos sobre la religión, y me lo has puesto bastante fácil.

En este post, Dani, hablas de lo que se conoce en filosofía como "El problema del mal", o la paradoja de Epicuro, que refuta la existencia de un dios creador que pudiese ser al mismo tiempo omnipotente y benévolo. Una cita que lo resume:

"¿Es que Dios quiere prevenir la maldad, pero no es capaz? Entonces sería impotente. ¿Es capaz, pero no desea hacerlo? Entonces sería malévolo. ¿Es capaz y desea hacerlo? ¿De donde surge entonces la maldad? ¿Es que no es capaz ni desea hacerlo? ¿Entonces por qué llamarlo Dios?"

Muchos teólogos han tratado de resolver este problema, pero no lo han conseguido. Una de las primeras réplicas fue la del libre albedrío, pero con ella se escapan las catástrofes naturales, que no se producen por influencia humana directa.

Otra réplica fue la de que la existencia del mal es lo que nos permite disfrutar del bien. Si no existiese el mal no podríamos conocer el bien. El problema es que también sería perfecto no conocer el bien, si a cambio no conocemos el mal. Con esto quiero decir que a lo mejor Dios es malvado, y sólo permite la existencia del bien para que podamos sufrir en mayor medida (lo cual cuadraría más con la proporción de bien-mal que hay en el mundo).

En el siguiente punto te preguntas por qué muere y sufre la gente buena, pero sólo te respondes al problema de la muerte. Bueno, la muerte puede ser un premio, pero creo que hay formas mejores de premiar a alguien. La muerte no sólo es el fin del sufrimiento, sino también de toda la felicidad que hayas podido acumular.

La gente buena sufre porque no hay realmente una buena razón para que no lo haga. Igual que con el resto de seres vivos. No hay razones evolutivas para que la vida se alargue más de lo que ya se alarga. De hecho, ayuda a que haya un equilibrio entre los seres vivos y los recursos que consumen.

El "Argumento de la causa primera" proviene de Aristóteles, quien lo postuló como un "motor inmóvil". Ni siquiera se le ocurrió que pudiera ser consciente, pero cuando los místicos religiosos como Tomás de Aquino reinterpretaron sus escrituras, introdujeron ahí su ideal de Dios.

Este argumento, creo, lo refutó Stuart Mill con una sencilla pregunta: "¿Quién creó a Dios?". Si todo lo que existe debe tener una causa, ¿por qué no ha de tener Dios su propia causa? Ante la respuesta de que Dios "ha existido siempre" sólo queda darse cuenta de que todo lo demás también podría haber existido siempre.

Por último, dices que los científicos no tienen aún una causa exacta para el universo. Eso no es así, la tienen, pero se necesitan investigadores para conocer más detalles. Por ejemplo, la puesta en marcha del LHC servirá para conocer cómo se creó la materia durante el Big Bang, intentando encontrar el bosón de Higgs.





Poner además la Teoría del Big Bang a la altura del argumento de Tomás de Aquino es una burrada. El argumento de Tomás de Aquino no puede comprobarse empíricamente, pero la Teoría del Big Bang sí puede comprobarse.

La Teoría del Big Bang, como todas las teorías científicas, es mucho más que una simple teoría. Las teorías incluyen conjuntos de leyes físicas y de demostraciones teóricas y experimentales. El Big Bang es algo comprobado, lo cual se ha hecho de la siguiente forma: tomando la hipótesis de que la explosión del Big Bang fuese cierta y hubiese ocurrido, los cálculos teóricos indicaban que debería existir una cosa llamada "radiación de fondo". En "Una muy breve historia de casi todo", Bill Bryson cuenta que mientras los científicos andaban buscando esta radiación, unos técnicos les consultaron porque se encontraban, en sus telecomunicaciones, una interferencia que no podían eliminar. Dichos técnicos ganaron el premio Nobel por haber descubierto esta radiación de chiripa, y muchos dudan siquiera que comprendiesen lo que era y lo que significaba mientras recogían el premio. De hecho, comprobar que existe esta radiación es más fácil de lo que crees.

Es posible que nos equivoquemos, que algún día aparezcan evidencias que indiquen que la Teoría del Big Bang falla, como falló la Teoría de las Supercuerdas, pero una cosa es dudar si la Teoría del Big Bang es la que mejor explica la creación, y otra es creer en absurdos.

Encontrar el sentido de la vida es algo difícil y peligroso, sobre todo porque puede acabar siendo otra persona quien le encuentre a tu vida un sentido que sirva a sus propios beneficios.

Pienso que la gente se preocupa tanto de encontrar un sentido a la vida porque temen la respuesta que conocen: no hay ningún sentido; puedes hacer con tu vida lo que quieras. Yo me quedaré con esa respuesta. Tengo esa curiosa manía de negarme a creer en que algo exista hasta recibir alguna prueba factible de que así sea. Pero sin esa manía, ahora estaría buscando un unicornio que fuese capaz de llevarme hasta el final del arcoiris, donde descansa una marmita llena de monedas de oro custodiada por leprechauns.

Muchas gracias.

Superdetective Silencioso dijo...

Es cierto, aunque este post está hecho por inquietudes propias, me interesaba una opinión tan experta como la tuya, que hiciera de contrapeso, para tener una visión más holística y equilibrada del asunto.

En el primer argumento dices que las catástrofes naturales no son culpa del hombre, bien, hoy en día fenómenos tan importantes como el cambio climático han sido superacelerados directamente por el hombre.Ya sólo lo niegan Bush, Aznar y el primo de Rajoy. En cuanto a las catástrofes naturales sin más, podrían ser una condición necesaria, primero, para que la vida fuera posible en la tierra (piensa en los terremotos de las fosas abisales) y segundo, como dices, como reguladores de la población mundial.

En cuanto a la existencia dependiente y necesaria de la dualidad bien-mal, si no existiera ninguna de las dos, no podríamos tener un comportamiento libre, porque no podríamos hacer nada ni bueno ni malo. Dices que "a lo mejor" Dios es malo. En esta frase supones la existencia de Dios como real. Si realmente existe atribuirle una cualidad humana única como la maldad es reducirlo a nuestro nivel y por tanto, perder la condición divina. Por tanto hablamos de un Dios existente que no existe. Ahi caes en una contradicción.

Lo de que la gente sufre, si lo respondí, está en la mitad del párrafo 3º de la mencionada pregunta.Concretamente comento la posibilidad de: "En cuanto al sufrimiento continuado en la vida material, podría considerarse como una prueba de fé, tal como se supone hizo Dios a Abraham con su hijo y a Job haciéndole pasar penalidades hasta metiéndolo en el estómago de una ballena".
Es simplemente una posibilidad, porque realmente, la respuesta a esa pregunta es algo que aún no logro comprender del todo. Pero podría ser una forma de premiar a la gente por su fé en Dios el día del Juicio Final.Cuando dices que "La muerte no sólo es el fin del sufrimiento, sino también de toda la felicidad que hayas podido acumular." Aquí obvias la posibilidad de que haya una vida después de la muerte, pues en caso de la haya esa felicidad en forma de recuerdos no tiene porque desvanecerse,si la muerte te lleva a un nivel de vida positivo superior, puede que sigas recordando tus momentos en la Tierra y añadas más felicidad o sufrimiento,según los casos, en tu nueva forma de vida postmortem.

Dios, por definición, es omnipotente e infinito, y por tanto, es la excepción que confirma la regla. Por tanto no necesita una causa. Si no, este argumento aristotélico no tendría validez para nadie, porque no podría haber ningún motor inicial,ya que éste sería tendría una causa anterior y así sucesivamente hasta el infinito. Por tanto Dios=infinito.

Respecto a la teoría del Big Bang no me aventuraré a hablar, porque no conozco todos los detalles del asunto. Lo que si sé, (y de ahí mi equiparación) es que ninguna de las dos teorías están demostradas, por muy cerca que esté según tu, una de ellas.

No intento buscar un sentido a la vida, yo ya he encontrado el de la mía, y de hecho comparto contigo la idea de que cada uno puede hacer con la suya lo que quiera (aunque esto sólo es así, y no del todo, en el Primer Mundo, en el Tercer Mundo y los países en vías de desarrollo estás obligado a vivir en un círculo vicioso de pobreza y violencia).

Sólo busco conocer opiniones heterogéneas de un asunto tan controvertido como este, para poder tener una visión más amplia de la concepción del mundo.

Francisco J. Moreno dijo...

Vamos a ver, claro que el hombre influye sobre el medio ambiente, pero hay muchas catástrofes que no están provocados directamente por la acción del hombre. Que el metano producido por las flatulencias de las vacas contribuya al cambio climático no significa que ellas sean las causantes xD

Es cierto que si el mundo no fuese tal y como es, y los acontecimientos no se hubiesen desarrollado como se desarrollaron, la vida humana no existiría. Pero sí la vida. La vida puede formarse siempre que se den las condiciones adecuadas (o al menos todo parece indicarlo así, según los experimentos de Miller y Urey). De hecho, estoy casi seguro de que podría haberse formado mejor -si la evolución hubiese estado planeada- y de que para que el ser humano estuviese bien hecho, primero tendría que dejar de ser humano (si empezamos a arreglar cosas quitando el apéndice, separando los conductos para el aire y los alimentos, alejando un poco los órganos reproductores de los excretores... el resultado no sería humano).

La regulación de la población mundial se podría hacer de formas menos sádicas y más equilibradas. Casi siempre ataca a los países subdesarrollados.

Me estaba refiriendo, por supuesto, a que ese argumento que justifica la existencia del mal aduciendo que Dios es bueno, puede ser igualmente utilizado para justificar la existencia del bien, aduciendo que Dios es malo. No estaba presuponiendo la existencia de aquello que trato de rebatir.

Es una tontería decir que sin bien y mal el hombre no es libre. El hombre es libre cuando tiene libertad de hacer lo que le venga en gana, independientemente de si es bueno o malo. Por ejemplo, cuando recoges del campo una manzana y una pera, eres libre de elegir la fruta que más te guste comer primero, y en esa elección no entran en juego el bien ni el mal. El hombre puede tener libertad sin necesidad de conceptos morales. Podría hacer las mismas cosas pero sin calificarlas de bueno o malo.

La posibilidad de que haya una vida después de la muerte es tan pequeña (0 evidencias a favor) que resulta estúpido comportarse en vida siguiendo unas directrices restrictivas que bien podrían no servirte al final para nada.

Con la primera causa lo que ocurre es precisamente eso. La cadena de eventos pasados se extiende hasta el infinito. El problema es que los griegos le tenían bastante tirria al infinito, por lo que rechazaron la propuesta más obvia y se inventaron (literalmente) una entidad con la que cortar. No había necesidad de ese primer motor y nunca la ha habido.

No sé lo que le pides tú a una teoría para tomarla como cierta, pero la teoría de Hawking encaja con las observaciones del universo expandiéndose y con la radiación de microondas, y no sólo eso, sino que ha sido capaz de determinar a qué velocidad se está separando el universo. La Teoría del Big Bang, aunque le queden ciertos detalles por demostrar, ha sido probada cierta en cada intento realizado hasta el momento. El LHC será un nuevo intento, y si aparece algo que no cuadre con lo que se conoce sobre el Big Bang, habrá que modificar la teoría. Pero la Teoría es buena y se considera demostrada, tanto por la evidencia de la radiación de fondo, como por la proporción observada de elementos primordiales, como por la ley de Hubble. Hubo un "gran estallido". Todo cuadra. Lo poco que queda por demostrar, tranquilo, se demostrará.

Siempre que quieras mi opinión sabrás dónde encontrarla. Yo estoy encantado de debatir sobre esto. Nunca viene mal poner las propias creencias a prueba. A veces descubres que tienes menos razones para creer de las que pensabas.