sábado, 21 de mayo de 2011

El caso DSK o cómo tumbar a un rival político en Francia

Probablemente muchos de vosotros habreis oído hablar esta semana del escándalo que ha salpicado el panorama político internacional: el presunto intento de violación por el presidente del FMI, Dominique Strauss-Kahn, a una empleada del lujoso hotel de Nueva York en el que se alojaba.

Lo fácil sería simplemente escandalizarse por un hecho tan llamativo como morboso para los medios a nivel internacional. Pero mirando con detenimiento lo más curioso de todo esto es el momento crucial en que se produce. Teniendo a la vuelta de la esquina las elecciones presidenciales en Francia, donde Strauss Kahn se postulaba como candidato del Partido Socialista francés y gran rival político de Sarkozy, decide liarla parda en el momento menos oportuno. La verdad, me cuesta creer que un hombre tan inteligente, racional y de tan larga trayectoria académica, política y social (véase su biografía) decida tirar por la borda lo que sería sin duda el momento más brillante de su carrera política por un supuesto arrebato sexual. Es por eso, que las circunstancias invitan a pensar que si bien, hay rumores que apuntan a un tremendo apetito sexual del hombre, es posible que se haya tramado un delito político en su contra, para tumbarlo de cara a las elecciones y evitar que tome determinadas decisiones que perjudiquen intereses económico políticos de determinados personajes asentados en el poder.

Sin ir más lejos, ayer, un día después del escándalo un sondeo del IFOP confirmaba la ventaja de Strauss-Kahn en las próximas elecciones: la intención de voto para la primera vuelta en su favor era del 26%, y no solo eso sino que, sobre todo, y según la misma fuente, es el único que puede estar seguro de pasar a la segunda vuelta. Los otros socialistas y el mismo Nicolas Sarkozy están en el área de más incertidumbre y cuentan, más o menos, con el mismo apoyo que Marine Le Pen (22% y 23%). Esta situación privilegiada la explica el hecho de que DSK es, de todos los candidatos de izquierda, el que mejor se ajusta al criterio de la elección presidencial.

Visto todo esto, y por si fuera poco, hay una serie de circunstancias que me llevan a dudar más si cabe de que el economista haya intentado realizar esa agresión sexual:

-Su hija alega que almorzó con el a la hora en la que según se denunció, ocurrieron los hechos: con un poco de suerte, tendrá ticket del almuerzo que marque la hora en que lo hizo. Los hechos se dieron a las 00:00 de la noche del lunes 16 de mayo. Además siendo un personaje público de los más importantes del mundo en la escena política seguro habría algún testigo más que pueda dar solidez a su coartada.

-La mujer supuestamente agredida entró en el cuarto de baño sin saber, según dice, que él estaba allí: ¿era sorda o no sabe distinguir el sonido del agua y ver la luz encendida por la rendija de la puerta?. Además, las limpiadoras, normalmente, y en todos los países que he estado (incluyendo EEUU, NY) tienen un horario de limpieza que suele ser por la mañana, cuando el hospedado deja la habitación, sobre las 12 de la mañana. ¿Qué horario es ese de limpiar a las 12 de la noche y que se le había perdido en el cuarto de baño?

-Ahora, justo en el momento más oportuno, se queja la periodista francesa Tristane Banon de un intento de agresión sexual que hizo DSK supuestamente en 2002. Dice que había encendido la grabadora y el hombre la atacó, por tanto, si es cierto, tendrá pruebas sólidas grabadas en voz de lo que acusa. Aún así podría haberlas manipulado ella misma. Además de esto alega que si hasta ahora no lo había denunciado por las fuertes influencias de su familia en el partido socialista donde militaba DSK, pero mirando la vida política francesa, podemos ver como no es el primer caso en que dentro del mismo partido político hay ataques graves de rivales internos, véase el propio Sarkozy que ya fue espiado y seguido por su "compañero" Villepin. En cualquier caso este posible delito no ha prescrito todavía. Veremos...

-Por otro lado es llamativo como justo al poco de saltar este escándalo, "surge" la noticia de que el bueno de Sarkozy es papá. La verdad, es innegable que ha sabido dar la buena nueva en el momento exacto.

Tal como vemos, se antoja difícil para el abogado de DSK, que ya fuera defensor de otros famosos como Michael Jackson o Jay-Z, por la enorme presión pública a la que se está sometiendo el caso, por lo que deberá emplear todas sus habilidades, algunas poco ortodoxas, como llorar en el transcurso de un juicio, para conseguir la credibilidad del jurado.

Así las cosas además de eliminar a un rival, se han barajado otras posibles razones que pueden motivar la supresión de Strauss-Kahn de la vida política y pública, que los miembros de su partido definen así: "Es una nueva forma de atentado político. Le esperaban en Túnez a finales de mes, donde iba a proponer un plan para consolidar la revolución del jazmín. Y también Grecia tenía todas sus esperanzas depositadas en él. ¿A quién beneficia esto? Es un tema de altas finanzas internacionales... Todo el mundo conocía su punto débil: la seducción , las mujeres, le ha atacado por ese flanco... Además, ¿cómo puede entrar una chica cualquiera en la habitación del director gerente del FMI? Este asunto no cierra sus opciones a la presidencia de Francia. No se va a acabar aquí. En nuestra responsabilidad colectiva, este espíritu de solidaridad debe hacerse notar".

Por su parte Robert Badinter, el abogado al que François Mitterrand encomendó hace treinta años la abolición de la pena de muerte, denunció a quienes organizaron la «puesta en escena» de la comparecencia judicial de DSK, «una destrucción deliberada e indigna que no tiene nada que ver con la justicia americana». «El espectáculo de este hombre mal afeitado, con el semblante deshecho, exhibido y ametrallado por los fotógrafos, es una muerte mediática», comentó el ex ministro de Justicia, indignado por esa «tragedia».

En cualquier caso, el hombre ya ha sido desbancado para su carrera política en las elecciones presidenciales, ya que el proceso judicial le puede llevar mínimo un año, y le puede acarrear hasta 74 años de cárcel, por lo que claro está que, sin tiempo para ello y con su imagen quemada en el ágora pública, ha perdido está carrera antes de comenzarla. Solo nos queda pues, que la Justicia haga su trabajo y llegue hasta el fondo del asunto, que de ser eficaz podría tomar las dimensiones de un escándalo mucho mayor del ahora creado. En Francia la polémica se centra en la existencia de una ley impulsada por la otrora ministra de Justicia del PSC francés, que prohíbe mostrar esposados a los detenidos para proteger, precisamente aquello que no se ha respetado ahora, ni siquiera por los propios medios franceses: la presunción de inocencia. Esperemos se tomen las medidas oportunas y actúen con mayor prudencia la próxima vez. Seguiremos con el caso.

Saludos

Fuente imagen: El Confidencial

Actualización:

Hay argumentos en la red que sustentan la teoría de un ataque orquestado contra DSK como el caso de un joven militante del partido conservador sarkozista UMP, que colgó en su twitter la noticia de la detención del director gerente del FMI solo 14 minutos después de que la policía le arrestara a bordo del avión que iba a conducirle a París. Veintitrés minutos más tarde, Arnaud Dessier, responsable de la campaña en internet de Nicolas Sarkozy en 2007, rebotó el mensaje en la misma red social.

Fuente: http://www.lostiempos.com/diario/actualidad/internacional/20110517/...

No hay comentarios: